Skip to main content

La Taxonomía de Bloom es una clasificación de los objetivos educativos que busca promover un enfoque integral del aprendizaje. Fue desarrollada por Benjamin Bloom y sus colaboradores en 1956 y se organiza en tres dominios principales: cognitivo, afectivo y psicomotor. Cada dominio describe diferentes aspectos del aprendizaje y establece niveles de complejidad que van desde lo más simple hasta lo más complejo.

 

Dominio Cognitivo

Este dominio se enfoca en el desarrollo de habilidades intelectuales y el procesamiento de información. Se organiza en seis niveles jerárquicos:

  1. Conocimiento: Recordar hechos y conceptos básicos.
  2. Comprensión: Entender el significado de la información.
  3. Aplicación: Usar el conocimiento en situaciones nuevas.
  4. Análisis: Descomponer información en partes para comprender su estructura.
  5. Síntesis: Combinar elementos para formar un todo coherente.
  6. Evaluación: Emitir juicios basados en criterios y estándares.

Dominio Afectivo

Este dominio abarca el desarrollo emocional, incluyendo actitudes, valores y sentimientos. Se organiza en cinco niveles:

  1. Recepción: Ser consciente de los estímulos y prestar atención.
  2. Respuesta: Participar activamente o reaccionar a los estímulos.
  3. Valoración: Asignar valor a las ideas y comportamientos.
  4. Organización: Integrar valores en un sistema coherente.
  5. Caracterización por un Valor o Valor Complejo: Actuar consistentemente de acuerdo con un conjunto de valores internalizados.

Dominio Psicmotor

Este dominio se centra en las habilidades motoras y la coordinación física. Aunque Bloom no desarrolló completamente este dominio, otros educadores han propuesto categorías:

  1. Percepción: Usar sentidos para guiar la actividad motora.
  2. Disposición: Estar preparado para realizar una acción.
  3. Respuesta Guiada: Realizar habilidades básicas bajo supervisión.
  4. Mecanismo: Desarrollar habilidades intermedias con confianza.
  5. Respuesta Compleja: Ejecutar actividades motoras con precisión y rapidez.
  6. Adaptación: Modificar patrones de movimiento para nuevas situaciones.
  7. Creación: Diseñar nuevos patrones de movimiento.

La Taxonomía de Bloom es ampliamente utilizada en la planificación y evaluación educativa, ya que proporciona un marco claro para definir y medir objetivos de aprendizaje.

¿Cómo podemos aplicar Taxonomía Bloom dentro de la selección de contenido para crear un curso?

Aplicar la Taxonomía de Bloom en la selección de contenido para crear un curso implica estructurar el curso de manera que los estudiantes progresen desde niveles básicos de conocimiento hacia niveles más complejos de comprensión y aplicación. A continuación se presenta una guía práctica sobre cómo hacerlo:

1. Definir Objetivos de Aprendizaje

Primer paso: Especificar qué se espera que los estudiantes logren al final del curso. Estos objetivos deben abarcar distintos niveles de la Taxonomía de Bloom.

  • Conocimiento: ¿Qué hechos o conceptos necesitan recordar?
  • Comprensión: ¿Qué deben entender y explicar?
  • Aplicación: ¿Cómo aplicarán este conocimiento en situaciones prácticas?
  • Análisis: ¿Cómo descompondrán información para comprender su estructura?
  • Síntesis: ¿Cómo combinarán elementos para crear algo nuevo?
  • Evaluación: ¿Cómo evaluarán y emitirán juicios basados en criterios específicos?

2. Selección del Contenido

Segundo paso: Escoger el contenido que permitirá alcanzar estos objetivos. El contenido debe ser variado y adecuado para los distintos niveles de la Taxonomía de Bloom.

Conocimiento y Comprensión

  • Lecturas y Videos: Introducir conceptos y hechos básicos.
  • Presentaciones: Explicar teorías y principios fundamentales.
  • Discusiones en Clase: Facilitar el entendimiento de los conceptos.

Aplicación

  • Ejercicios Prácticos: Problemas y actividades que requieran aplicar el conocimiento en situaciones nuevas.
  • Estudios de Caso: Analizar y resolver problemas reales o hipotéticos.

Análisis

  • Tareas de Análisis: Descomponer problemas o temas en partes componentes.
  • Debates: Explorar diferentes perspectivas y desentrañar argumentos complejos.

Síntesis

  • Proyectos: Crear planes, productos o estrategias que integren varios elementos del aprendizaje.
  • Ensayos y Trabajos de Investigación: Combinar diferentes fuentes y perspectivas para crear un argumento cohesivo.

Evaluación

  • Evaluaciones Críticas: Comparar y evaluar teorías o enfoques.
  • Presentaciones: Defender posiciones y recibir retroalimentación crítica.

3. Diseñar Actividades y Evaluaciones

Tercer paso: Crear actividades y evaluaciones alineadas con los objetivos de aprendizaje y los niveles de la Taxonomía de Bloom.

  • Cuestionarios y Pruebas: Para evaluar conocimiento y comprensión.
  • Proyectos y Presentaciones: Para evaluar aplicación, análisis y síntesis.
  • Rubricas de Evaluación: Definir criterios claros para evaluar desempeño en niveles superiores (análisis, síntesis, evaluación).

4. Planificación del Curso

Cuarto paso: Estructurar el curso de manera progresiva, comenzando con los niveles básicos y avanzando hacia niveles más complejos.

  • Introducción y Fundamentación: Enfocarse en conocimiento y comprensión.
  • Desarrollo: Incluir ejercicios de aplicación y análisis.
  • Culminación: Incluir proyectos y actividades de síntesis y evaluación.

Ejemplo Práctico

Curso: Introducción al Marketing Digital

Objetivos de Aprendizaje

  1. Recordar los conceptos clave del marketing digital (Conocimiento).
  2. Explicar las diferentes estrategias de marketing en línea (Comprensión).
  3. Aplicar técnicas de SEO en un sitio web (Aplicación).
  4. Analizar las métricas de una campaña de marketing (Análisis).
  5. Diseñar una campaña de marketing digital integrada (Síntesis).
  6. Evaluar la efectividad de diferentes campañas de marketing digital (Evaluación).

Selección del Contenido

  • Lecturas y Videos: Conceptos clave y estrategias de marketing.
  • Ejercicios Prácticos: SEO, SEM y análisis de métricas.
  • Estudios de Caso: Campañas de marketing exitosas y fracasadas.
  • Proyectos: Diseño y presentación de una campaña de marketing digital.
  • Evaluaciones Críticas: Comparación de diferentes estrategias de marketing.

5. Implementación y Retroalimentación

Quinto paso: Implementar el curso y recopilar retroalimentación para ajustar y mejorar el contenido y las actividades.

Aplicar la Taxonomía de Bloom en la selección de contenido asegura que el curso sea integral, desafiante y alineado con los objetivos de aprendizaje, facilitando un desarrollo progresivo y profundo del conocimiento y las habilidades de los estudiantes.

Leave a Reply